En CEIFER Biobanco luchamos contra el Citomegalovirus

Inicio » Listado-Destacados » Novedades » En CEIFER Biobanco luchamos contra el Citomegalovirus

¿Has oído hablar alguna vez del Citomegalovirus? El Citomegalovirus es un virus de actividad silenciosa y poco conocido que se puede transmitir de madre a hijo durante el embarazo y puede causar daños físicos importantes en la salud de un bebé.

En CEIFER Biobanco, hemos mejorado nuestro protocolo de detección de citomegalovirus. Estudiamos para ello los anticuerpos frente al virus, tanto IgG como IgM. Como IgM nos indica infección activa descartamos mediante estudio por PCR.

El Citomegalovirus, no afecta a los adultos. El problema es cuando la madre lo contrae estando embarazada, entonces pueden generarse problemas de salud en el feto que está gestándose en su útero. El 1% de los recién nacidos están infectados de Citomegalovirus. 

El Citomegalovirus es la enfermedad congenita transmitida de la madre al hijo más frecuente en los países desarrollados. En estos momentos, y según fuentes hospitalarias, en España estaría afectando a uno de cada 200 recién nacidos.

¿Cómo puede prevenirse el contagio del Citomegalovirus durante el embarazo?

Son muy importantes las medidas de higiene para evitar la transmisión de Citomegalovirus de la madre al bebé, que se contagiaría a través de todos los fluidos corporales del pequeño o la pequeña. En este sentido, es muy importante no compartir cucharas ni objetos que el bebé pueda llevarse a la boca estando contaminados de saliva, no dar besos en la boca -ni en zonas donde el niño pueda tener saliva- y mucha higiene en el cambio del pañal. De todas las mujeres que dan positivo de este virus durante el embarazo, sólo un 40% afectaría al feto y más tarde al niño; de los niños que se contagian de este virus durante el embarazo, sólo un 15% tendrán problemas al nacimiento. El grupo de riesgo o grupo de madres más propensas a contagiarse del virus Citomegalovirus son aquellas que trabajan o están con niños a diario.  

Cuando se hacen las pruebas del virus Citomegalovirus -actualmente no está en el cribado de enfermedades que se hacen durante el embarazo- a una mujer embarazada y se confirma que está contagiada, a través del líquido amniótico puede comprobarse si el feto también está afectado, se está empezando a emplear un tratamiento con gammaglobulina, que es una especie defensa que actúa contra este virus reduciendo -según estudios- las secuelas físicas de este virus en bebés recién nacidos.  Asimismo, una vez que el niño ha nacido, si está contagiado, también se puede utilizar un tratamiento antiviral que evite la sordera progresiva.

Consecuencias físicas del contagio del Citomegalovirus de la madre al bebé

Entre las consecuencias físicas más importantes que puede tener la transmisión del Citomegalovirus de la madre al bebé pueden estar los problemas en el desarrollo psicomotor y neurológico, sordera, problemas visuales, ictericia y cardiopatías. No obstante, en muchas ocasiones permanece asintomático. 

2018-03-12T09:45:35+00:00